Saltar al contenido

Aniversario de la declaración de los Derechos Humanos

A 63 años de que los derechos humanos y ciudadanos se elevaron a rango supremo en la Carta de la ONU, que es obligatoria para todos los países del mundo que la suscriben. Fuente Milenio.com

El 10 de diciembre se cumplieron 63 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas ONU, en 1948; la que tuvo como antecedente histórico más importante la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente francesa el 26 de agosto de 1789, instalada después de que el 14 de julio de ese año había estallado la Revolución francesa, con la Toma de la Bastilla (prisión), lo que constituyó un hito en el mundo y junto con la Independencia de Norteamérica de 4 de julio de 1776, inspiró la independencia de los pueblos de América.
Entre los principales derechos humanos tenemos el de la vida, la integridad personal, la libertad personal, la de pensamiento, de conciencia, de religión, de opinión y de expresión, de comunicar y recibir información, de reunión, de asociación, sindical, para la investigación científica, para la actividad creadora y la participación en la vida cultural; de cátedra y enseñanza, del voto, de la igualdad ante la justicia, del niño, los menores, y la juventud; lingüísticos, de no discriminación por razón de edad y derechos de los adultos; de no discriminación por razones de discapacidad y derechos de los discapacitados.
También tenemos los de igualdad y no discriminación por razón de origen; igualdad y no discriminación entre mujeres y hombres; derecho a la lucha contra la discriminación y derechos de las minorías y de sectores de la población en relación a sus circunstancias; igualdad de los cónyuges, igualdad en el ámbito laboral y salarial, igualdad en el acceso a las funciones públicas, igualdad ante la justicia, y derecho a la libre circulación y residencia.
A ese catálogo deben de agregárseles otros derechos humanos como el del agua, el medio ambiente, la ecología, la atmósfera, la naturaleza, la educación, la salud, la vivienda, el trabajo, y otros muchos más que el hombre y la mujer están conquistando y haciendo que se plasmen en las leyes, en la medida en que exijan más protección para seguir viviendo con más dignidad y tener más bienestar; y cuya enumeración no tendrá fin, conforme avance el progreso humano, en todos los órdenes de la vida.
Lo que hace siglos empezó como la idea de los derechos naturales, concebidos como consubstanciales al ser humano, y que en derecho se conoce como iusnaturalismo, y que se consideraba superada por el Estado social, sustentado en que era él el que otorgaba los derechos al hombre y al ciudadano, ha vuelto a encumbrarse sobre el poder público; recordando al respecto que en México, la Constitución de 1857 decía: “El pueblo mexicano reconoce, que los derechos del hombre son la base y el objeto de las instituciones sociales”.
En cambio, la Constitución de 1917, originalmente decía: “En los Estados Unidos Mexicanos todo individuo gozará de las garantías que otorga esta Constitución”; lo que demuestra que mientras la del 57 elevaba a rango constitucional el iusnaturalismo, ya que era una constitución individualista y liberal; la del 17, nació de corte social; lo que los últimos regímenes la han desfigurado.
A 63 años de que los derechos humanos y ciudadanos se elevaron a rango supremo en la Carta de la ONU, que es obligatoria para todos los países del mundo que la suscriben, como México ¿se han cumplido del todo?. Evidentemente que no; toda vez que la vida y la libertad personal no las hacen respetar con todo el aparato del Estado las autoridades obligadas a garantizarlos; pues siguen las muertes y desapariciones forzadas, evitables por las autoridades; y que decir de la libre circulación en todo el territorio nacional, si hay gobernantes que prohíben el libre tránsito de vehículos que portan permisos provisionales; y que decir de la igualdad de los salarios cuando unos funcionarios ganan hasta 600 mil pesos mensuales y unos pobres trabajadores ganan un poquito más del salario mínimo; al que por cierto se le acaba de aumentar 2 pesitos.
¿De qué sirven pues los derechos humanos si los obligados a cumplirlos son los primeros en violarlos?.topod.injapanese independent escorts dubaiвосхождение на килиманджаро отзывыстоимость рекламных щитовсрочно нужны деньги плохая кредитная история украинапомощь в продвижение бренда блогахденьги в кредит самарасафари по африке туры из россиипуть на килиманджарокредитка от дельта банка отзывыденьги в долг без справокмикрокредит онлайн на карту сбербанкапутешествие в танзанию ценыпутевки на кипр из харьковатовары на дом интернет-магазинмикрозаймы на банковскую картуget a photo paintedenglis french translationтехнический аудит сайта примервертикальные радиаторы отопления купить москвапродвижение без ссылокитальянские полотенцесушителифото красивой сантехникикишечные инфекции симптомытур оператор по танзании

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.