Saltar al contenido

Compliance Sanitario

COMPLIANCE SANITARIO.

Las normas sanitarias son mayormente desconocidas e invisibilizadas por otras temáticas como la tributaria, tiene la importancia y el valor que se relacionan con los aspectos productivos de la organización misma, con los colaboradores y la satisfacción del cliente. Son en consecuencia relevantes y gravitantes, urgentes de abordar en forma adecuada.

El Compliance Sanitario es uno de los aspectos menos desarrollados en las organizaciones, pero es uno de los que más riesgos más significativos desde el punto de vista de sus efectos en la producción y en la organización en general.

El Compliance Sanitario es uno de los desafíos de las organizaciones contemporáneas frente a las exigencias socio-sanitaria, económicas y de mercado, no solo desde el punto de vista del regulador, sino también desde sus colaboradores, clientes y comunidad. Se inserta dentro de una dinámica de cumplimiento y exigencia de responsabilidad frente a la actividad que se ejecuta.

 

CUMPLIMIENTO DE NORMAS SANITARIAS.

Las normas sanitario – administrativas están reguladas y fiscalizadas por las SEREMIS de Salud, también conocida como la Autoridad Sanitaria. Ella tiene la función de autorizar y fiscalizar una serie de proceso y actividades que son desarrollados por las organizaciones, muchos de los cuales tienen que ver con aspectos específicos de la producción.

El riesgo sanitario tiene que ver con la eliminación o control de todos los factores, elementos o agentes del medio ambiente que afecten la salud, la seguridad y el bienestar de los habitantes.

Desde el punto de vista de la organización, los riesgos sanitarios pueden clasificarse en riesgos internos y externos y pueden ordenarse en cuatro tipos:

 

  •    En los procesos de la organización
  •    En las labores de los colaboradores
  •    En la satisfacción del cliente
  •    En el entorno de la organización o sanitario – ambientales

 

1. El riesgo sanitario en los procesos de la organización.

Estos riesgos dicen relación con el cumplimiento de las normas que velan por el control de elementos y circunstancias que son susceptibles de afectar la salud de la población. Involucra procesos específicos de ciertas industrias como la elaboración de alimentos; y otros de carácter transversal como la gestión de residuos y de la gestión de elementos contaminantes.

2. El riesgo sanitario en las labores de los colaboradores.

Estos riesgos dicen relación con la accidentabilidad laboral y las enfermedades profesionales. Algunos son específicos de ciertas actividades y otros son de carácter transversal.

3. El riesgo sanitario en la satisfacción del cliente.

Estos riesgos dicen relación con daños que puedan producirse en la persona con ocasión del consumo de un bien o servicio desarrollado por la organización. Van desde la contaminación por elementos peligrosos, infecciones, lesiones, malos rotulados, no indicación de riesgos, etc. Estos riesgos no solo impactan en los clientes sino también tiene n un fuerte efecto reputacional en la organización.

4. El riesgo sanitario el entorno de la organización o sanitario – ambientales.

Este riesgo dice relación con las externalidades negativas de la organización hacia el medio ambiente y la población. No solo dice relación con la población circundante al sitio de la organización sino también a efectos por la mala gestión de externalidades distantes como los residuos o el incumplimiento de normas sanitario laborales por parte de organizaciones contratistas y proveedores.

 

¿QUÉ ES EL COMPLIANCE SANITARIO?

El Compliance Sanitario es una metodología para implementar un sistema de gestión de riesgos sanitarios. Implica la definición de una política, de objetivos, metas, indicadores y mecanismos de verificación y corrección. Para su desarrollo implementación y gestión implica un compromiso efectivo de la alta gerencia.

La ocurrencia de un riesgo sanitario tiene un fuerte impacto en la organización. Por de pronto implica la fiscalización permanente de la autoridad al interior de la organización, requerimientos y exigencias, multas. Fuera de control puede implicar prohibiciones de funcionamiento y clausura, lo cual tiene impactos graves en los procesos productivos. Estos riesgos siempre han sido relevantes, y más hoy, en que existe una conciencia y una exigencia de los derechos de las personas en sentido amplio y de una protección del medio ambiente humano y natural. Hay un riesgo reputacional frente a incidentes sanitarios, que incluso pueden terminar en acciones judiciales contra la organización, todo lo cual implica una inversión de recursos no siempre disponibles y que restan valor a la organización.

 

OBJETIVO PRINCIPAL DEL COMPLIANCE SANITARIO.

1.- Disminuir, a través de una gestión profesional, los posibles riesgos con relacionados con la aplicación y cumplimiento de la normativa sanitaria vigente a nivel de organización. Busca establecer al interior de la organización el compromiso de la correcta y adecuada aplicación y gestión de normas sanitarias.

2.- Establecer un sistema que permita a la organización, enfrentar de manera adecuada los requerimientos frente a la Autoridad Sanitaria y otras con competencia en lo sanitario – administrativo (Sernageomin, Seremi Salud, Dirección Del Trabajo, etc.)

 

La existencia de un sistema de control y gestión de riesgos otorga a la organización de un mecanismo adecuado, le permite conocer un ámbito de su actividad y tener control. Implica en definitiva una mejora en los procesos, en la producción y en el valor de la organización.

 

  

NUESTRA PROPUESTA DE COMPLIANCE SANITARIO

El Compliance Sanitario que ha desarrollado Abogados Sanitarios es un sistema novedoso e inédito para afrontar las exigencias de la Autoridad Sanitaria y los riesgos sanitarios a los que está expuesta la organización.

Busca la generación de un sistema que permita gestionar dicho riesgo de un modo adecuado al tamaño de la organización, incluso independiente si cuenta o no con un sistema de gestión de la calidad certificado o acreditado bajo alguna norma de la calidad. La apuesta es a una mejora continua de los procesos y del control de riesgos.

Se le entrega a la organización una herramienta que permite detectar los riesgos, controlarlos y si estos se hacen manifiestos, gestionarlos de un modo adecuado frente a la autoridad y a la comunidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *